venta online sin tienda

Quiero vender por Internet. ¿Por dónde empiezo?

La compra y venta por Internet se ha convertido en una de las ramas más importantes del comercio en la actualidad. Y es que la Red ofrece muchas posibilidades para que cualquier persona pueda tanto adquirir como poner a la venta productos o servicios, incluso sin necesidad de crear una tienda online. ¿Quieres saber cómo? ¡Sigue leyendo!

Un marketplace puede resultar de lo más útil si te decides a llevar tu negocio al mundo digital.

Otra posibilidad que no debes descartar son las redes sociales, cada vez con mayor importancia en las estrategias tanto de grandes empresas como de pequeños comercios.

¿No sabes por qué clase de plataformas optar y cómo iniciarte en ellas? No te preocupes: te explicamos todo lo que debes saber.

Marketplaces y redes sociales

En la actualidad, tienes a tu alcance una amplia variedad de plataformas online para poner en marcha tu negocio. Hay dos grupos principales: marketplaces y redes sociales. 

Los primeros son una especie de centro comercial en la red. Conjuntos de tiendas reunidas en torno a un sitio web en el que colocan sus productos. De esta forma llegan a su público con menores dificultades y sin necesidad de una página propia.

En cuanto a las redes sociales, su uso para los negocios es bien conocido. Cada una te permite llegar a un público diferente, tener con él una relación más cercana y poder atenderle de forma casi personalizada. 

No pienses que solo las grandes compañías pueden aprovechar sus ventajas: los pequeños establecimientos también tienen opciones.

Los marketplaces

Volviendo a los marketplaces, su principal atractivo reside en el tiempo que te ahorran. No tienes que crear y mantener una página web. Además, te beneficias del prestigio de la plataforma que elijas y desarrollar tu propio escaparate es sencillo. 

Tendrás que competir con el resto de tiendas, pero ten en cuenta que esto atraerá a más personas al existir una amplia oferta de productos.

El marketplace más conocido es Amazon, pero existen otras alternativas como Boomva, enfocada a profesionales autónomos y pequeñas empresas. Podrás comercializar tus servicios en esta  plataforma, que mostrará tu perfil a posibles personas interesadas en tu oferta, siendo una buena forma de darte a conocer.

Otro de los gigantes en este sector es Aliexpress. Podrás colocar tus productos a cambio de una comisión por cada venta que realices. Ten en cuenta que te aprovecharás de los 40 millones de visitas que recibe al mes, aunque tendrás que pulir la forma en la que muestras lo que vendes.

Junto a estos, Ebay te puede resultar interesante por su larga experiencia en el sector y el control que te ofrece sobre tu pequeño rincón en el marketplace. Tienes un gestor de envíos y otro de promociones. Además, existe una amplia comunidad de vendedores y atención personalizada en caso de que necesites ayuda profesional.

Redes sociales para vender tus productos

Existe una amplia variedad de redes sociales que puedes utilizar. Las que mejores posibilidades te ofrecen son Facebook, Twitter e Instagram

Ten en cuenta que estas son, probablemente, las más populares del momento, por lo que no te costará alcanzar a tu público.

Facebook te ofrece todo tipo de herramientas para tu tienda. Una de las más importantes es la creación de una página para el negocio. En ella podrás ofrecer toda la información necesaria para que tu posible clientela te encuentre

También te da la posibilidad de tratar a tu público con cercanía, resolver sus dudas y prestar atención a sus posibles sugerencias. Además, puedes crear anuncios para publicitarte en esta red sin realizar una gran inversión.

Twitter es una forma de aumentar la visibilidad en Internet de tu negocio. Si bien requiere de una gran atención, es posible llegar a una amplia variedad de personas. 

Te permite dar a conocer nuevos productos con facilidad, detectar tendencias en el mercado o lanzar promociones. Como Facebook, te proporciona la opción de colocar anuncios en la plataforma.

Por último, Instagram está orientada hacia lo visual. Si tienes un producto atractivo, las fotografías que le hagas y los eslóganes que le acompañen te podrían conseguir muchas ventas. 

Podrás crear un catálogo sin mayores complicaciones, y también desarrollar campañas publicitarias enteras en esta red social.

Consejos para dar tus primeros pasos

Para empezar, no tengas prisa en dar el salto. Debes tener claros unos objetivos y un público al que dirigirte. Esto te permite ahorrar tiempo y determinar unas líneas generales que te ayudarán a desarrollar tu presencia en la red.

Piensa en cuál o cuáles son las plataformas más adecuadas. Nada te impide estar en más de una, pero evita usarlas todas o no podrás gestionarlas como es debido.

Es recomendable que ofrezcas a tu clientela toda la información posible sobre los productos. De esta forma estás facilitando el proceso de compra. Conocerán los datos más importantes, por lo que podrán tomar mejores decisiones y cimentarás la confianza digital en lo que vendes.

Las imágenes también son importantes, sobre todo si usas Instagram. El objetivo es mostrar los productos de una forma atractiva y que resulte útil. No dudes en aportar más de una desde diferentes ángulos. 

Esto permite a la persona que esté interesada en tus productos hacerse una idea precisa del tamaño del objeto y sus cualidades. Las propias plataformas te darán indicaciones de cómo deben ser las fotografías, por lo debes procurar adaptarlas.

Tendrás que poner títulos atractivos, así como descripciones que resulten útiles e interesantes. Cualquier ayuda que ofrezcas te acercará un poco más a una venta. Además, trata de tener un perfil en la plataforma lo más completo posible. 

Esto también contribuirá a transmitir confianza. Si falta algún dato importante, puede que las personas que visiten tu espacio sientan cierto recelo.

Algo que no debes hacer bajo ningún concepto es dar datos incorrectos o engañosos. A la hora de comercializar un producto, la confianza es importante; esta es la que hace que los compradores y compradoras vuelvan de nuevo. Además, si mereces la pena terminarán por hablar de ti a las personas de su entorno, lo que generará nuevas visitas.

Procura que el contenido de tus redes sociales sea fresco y novedoso. Esta es una forma sencilla de atraer a más personas, así como de mantener un buen nivel de actividad. La originalidad se premia en estos espacios, y te ayudará a practicar tus competencias digitales.

Por último, piénsatelo antes de recurrir a los servicios publicitarios de las plataformas. Sus precios no son muy altos, pero este gasto tiene que estar sustentado en un plan previo. Necesitas saber a quién estarán dirigidos los anuncios y qué objetivos estás persiguiendo.

Y recuerda: la seguridad digital de tu negocio es importante. Tanto por ti como por tu público. ¡Es crucial que puedan confiar en tu página para comprar de forma segura!

El mundo digital, escaparate para el comercio tradicional

Como has podido comprobar, el ecosistema digital puede ayudar a aumentar las posibilidades de pequeños negocios. El comercio electrónico se ha convertido en un gran escaparate para muchos comercios tradicionales. 

La formación en competencias digitales es un elemento clave para poder dar el primer paso de manera firme. Como ves, un marketplace o las redes sociales pueden ser el lugar ideal para iniciar tu andadura digital. ¿Te animas a hacerlo?