Trucos para solucionar problemas informáticos

Trucos para solucionar problemas informáticos y digitales

Todas las personas que utilizamos un ordenador con frecuencia, bien sea como entretenimiento o para temas laborales, nos hemos encontrado en más de una ocasión con algún problema de rendimiento o funcionamiento ante el que no sabemos actuar. Existen una serie de fallos básicos que pueden ser fáciles de solucionar directamente por tu parte, sin que tengas que contactar con un servicio de asistencia informática. Veamos algunos de los trucos para solucionar problemas informáticos habituales:

Recuperar un documento no guardado

Si estás trabajando con un procesador de texto y se te cierra el documento por algún tipo de fallo o si has sido tú quien lo cierra sin darle al botón de guardar, no desesperes. Existe una forma de recuperarlo. 

Por ejemplo, en el caso de Word, accede a la herramienta y selecciona “Abrir”. En la parte derecha aparecerán tus últimos documentos y, debajo de estos, una opción llamada “Recuperar documentos sin guardar”. Pulsa sobre ella y se te abrirá una ventana de Windows con todos los archivos que hayas creado pero que no has guardado. Podrás darle a abrir y volver a trabajar sobre él.

Para evitar que vuelva a ocurrir esto, puedes configurar el guardado automático de documentos dentro de Word. Simplemente debes ir al programa y pulsar en la parte inferior izquierda en la sección de “Opciones” y, dentro de ella, en la parte donde pone “Guardar”. Una vez ahí te aparecerá la opción “Guardar información de Autorrecuperación cada….” Ahí tendrás que establecer cada cuanto tiempo quieres que se haga el guardado automático. Cuanto menos tiempo pongas, tendrás menos riesgo de perder el trabajo realizado.

Todos los procesadores de texto cuentan con funciones similares para proteger la información, podrás encontrarlas dentro de la pestaña de “Archivo” y seleccionando luego “Abrir”. 

Cerrar páginas o programas bloqueados

A veces estás utilizando un programa en el ordenador y este se queda bloqueado, es decir, que no funciona y te quedas “atrapado” en esa ventana, sin posibilidad de cerrarla utilizando el botón de cerrar ventana (X), haciendo que el resto del equipo se bloquee también.

Una opción para solucionar este problema es intentar cerrar la ventana bloqueada pulsando, a la vez, las teclas Alt + F4. Si esto no funciona, inténtalo a través del administrador de tareas, que se abrirá pulsando la combinación de teclas Ctrl + Shift + Esc. Se desplegará entonces una ventana con todas las aplicaciones que tengas en uso. Busca la que esté dando fallos e intenta detenerla pulsando en “Finalizar tarea”. 

En Windows 10, 8, 7, y Vista, pulsando Ctrl+Alt+Supr se ejecutará Windows Security, una pantalla azul desde la que puedes elegir si deseas bloquear el ordenador, cambiar de usuario, cerrar sesión, iniciar el Administrador de tareas, apagar o reiniciar el ordenador. 

Si nada de esto funciona, deberás forzar el apagado del ordenador, manteniendo pulsado durante un rato el botón de inicio/apagado. Esta opción debe ser siempre la última, pues puede dañar el ordenador.

Recuperar archivos de la papelera de reciclaje

¿Has eliminado por error un archivo y no sabes cómo recuperarlo? Al hacerlo, este se queda alojado en la papelera de reciclaje de tu ordenador. Busca la aplicación, entra en ella y encuentra el archivo que quieras devolver a su carpeta original. Una vez lo encuentres, pulsa el botón derecho del ratón sobre él y selecciona la opción “Restaurar”. 

Utilizando los comandos Shift + Ctrl puedes seleccionar varios archivos a la vez y recuperarlos todos. Si lo que quieres es recuperar todo lo que hay en la papelera de reciclaje, selecciona la opción “Restaurar todos los elementos”.

Desinstalar programas descargados sin tu permiso

A veces, durante la navegación en Internet puede que, sin querer, pulses sobre un botón que inicia la descarga en tu ordenador de un programa que no deseas tener. Para eliminarlo, debes acceder al panel de control de tu ordenador (puedes localizarlo utilizando el buscador del inicio). Se abrirá una ventana con todos los elementos del panel de control. Busca el de “Programas”. Una vez accedas a ellos, selecciona el que quieras eliminar y pulsa sobre el botón “Desinstalar o cambiar”. Es recomendable revisar esta pestaña periódicamente para comprobar los programas instalados, algunas veces estas descargas no deseadas pueden permanecer ocultas y desde “Programas” podemos detectarlas fácilmente.

Para evitar que esto vuelva a suceder, puedes configurar Google Chrome para evitar que se descarguen programas sin tu permiso. Para hacerlo, debes abrir una nueva ventana de Google y, desde el menú, acceder a configuración. Una vez ahí seguir la siguiente ruta: Configuración avanzada < Configuración del sitio web < Descargas automáticas. Ahí podrás activar o desactivar si quieres que Google te pregunte siempre antes de realizar una descarga en tu ordenador.

La mayoría de los navegadores de Internet facilitan funciones similares para proteger los equipos de archivos potencialmente peligrosos y descargas no autorizadas. Te recomendamos que eches un vistazo a la pestaña de Configuración de tu navegador, desde allí podrás personalizar los ajustes avanzados y las opciones de seguridad y privacidad para garantizar la protección de tu equipo mientras navegas por Internet. 

Cambiar el motor de búsqueda predeterminado

Muchas veces la descarga de programas o la actualización de ciertos antivirus trae consigo el cambio automático del motor de búsqueda. Si antes utilizabas Google Chrome, por ejemplo, y, de repente, ves que tu buscador es otro y no deseas utilizarlo no te preocupes, puedes volver a cambiarlo.

Abre Google Chrome, ve a la parte de “Configuración” (en la esquina superior derecha). En la parte de “Motor de búsqueda” haz click en el dibujo que hay de una flecha hacia abajo y selecciona “Nuevo motor de búsqueda predeterminado”. 

En otros navegadores esta función puede aparecer como “Navegador predeterminado” dentro de la pestaña de “Configuración”.

Volver a abrir una página web que has cerrado sin querer

Seguramente te ha pasado que navegas por una página web y, sin querer, cierras la pestaña, perdiendo el acceso a ella. ¿Estabas viendo un contenido interesante pero no recuerdas cómo se llamaba la página? Presionando las teclas Ctrl + Shift + T volverás a tener acceso a ella de forma instantánea.

También puedes configurar tu navegador para que este recuerde todas las pestañas que tenías abiertas cuando vuelvas a ejecutarlo si, por error, las cierras. Para ello, entra en la configuración de Chrome, busca donde pone “Al abrir el navegador” y selecciona la opción “Abrir todo como estaba antes de cerrar”. Para otros navegadores, esta opción estará recogida dentro de “Configuración” como “Página de inicio, página principal y nuevas pestañas”.

Recuperar un correo enviado con Gmail u Outlook

¿Es posible? Sí y no. Se puede recuperar y anular el envío de un correo electrónico enviado con Gmail o con Outlook, pero el tiempo del que disponemos para hacerlo es de máximo 30 segundos desde su envío para ambas plataformas. Por defecto, Gmail y Outlook establecen ese tiempo en 5 segundos, pero podemos ampliarlo a 30 entrando en < Opciones (dibujo de la rueda que aparece arriba a la derecha) < Configuración. En la parte “Deshacer envío” si utilizas Gmail o “Cancelar envío” si Outlook es tu herramienta de correo selecciona el período que quieras (5, 10, 20 o 30 segundos).  

De esta forma, cuando envíes un correo verás que en la parte de abajo te aparece “Mensaje enviado” junto a dos opciones “Deshacer” y “Ver mensaje”. Si deseas anular el envío pulsa en la primera de ellas.

Recuerda que, aunque cada vez son más las plataformas de correo electrónico que incorporan una opción para cancelar un envío, aún no es una posibilidad disponible en todas. 

Esperamos que estos consejos te sean de utilidad cuando uses tu ordenador y hayamos podido ayudar a hacer vuestra navegación por Internet más fácil y cómoda.