qué hacer ante un ciberataque

¿Qué hago si sufro un ciberataque y mi seguridad digital se ve comprometida?

La seguridad digital se ha convertido en una prioridad en un mundo cada vez más digitalizado. 

Las amenazas que se ciernen sobre quienes navegan por Internet obligan a extremar las precauciones para no ser víctima de ningún delito informático.

Y, si pese a tomar todas las medidas necesarias, acabas sufriendo un ciberataque, es importante que sepas cómo actuar

A continuación te desvelamos lo que debes hacer ante un suceso de este tipo.

Medidas preventivas de seguridad digital

Encender el ordenador o el teléfono móvil, visitar tus páginas web favoritas, echar un vistazo a tus redes sociales y comprobar el correo electrónico son gestos que repites a diario en incontables ocasiones. 

Resultan tan simples y habituales que ya forman parte de tu vida cotidiana. Hasta el punto de olvidarte de los posibles riesgos que pueden llegar a entrañar.

Ten siempre presente que la ciberdelincuencia espera al momento en el que bajes la guardia para sacar provecho

Es entonces cuando tratarán de hacerte caer en estafas informáticas, robarte la identidad, o dirigirte a páginas de phising o robo de contraseñas bancarias.

Y no son estos los únicos delitos que tienen como escenario la red: también se producen ventas fraudulentas de artículos de segunda mano, hechos calificados de ciberacoso e insultos y amenazas que se vierten, fundamentalmente, a través de redes sociales. 

Si te gustaría protegerte, a ti y a tu familia, ante estas amenazas, puedes tomar desde hoy estas precauciones. ¡Los riesgos se reducirán drásticamente!

  • Limita al máximo la información personal que compartes en redes sociales, como tu número de teléfono, la dirección de tu vivienda, la matrícula de tu vehículo o datos que pudieran comprometer tu privacidad.
  • Comparte tu amistad en redes sociales solo con aquellas personas que conoces realmente. Nunca sabes si quien te envía una solicitud no es más que un perfil falso que pretende tener acceso a tu información privada.
  • Revisa la privacidad de tus publicaciones, para que solo puedan ser vistas por quienes tú desees.
  • Toma precauciones cuando te conectes a Internet a través de una red WiFi pública.
  • Desconfía de los correos electrónicos enviados, supuestamente, por tu entidad bancaria, pero que te redirigen a una página web en la que te solicitan tu contraseña.
  • Evita entrar en tu correo electrónico o en tus redes sociales desde dispositivos que no sean tuyos.
  • Instala un antivirus en tus dispositivos, y mantenlo actualizado.
  • No compartas fotos en las que aparezcan menores, logotipos de tu lugar de trabajo o ubicaciones que frecuentes mucho.
  • No te instales programas o aplicaciones maliciosas de los que desconozcas quién es el fabricante, o que no te ofrezcan toda la confianza que precisas.
  • Elige contraseñas que no sean fáciles de adivinar, en las que se combinen letras mayúsculas y minúsculas, números y símbolos.

Qué debes hacer si has sido víctima de un ciberataque

Aunque seas una persona previsora y pongas en práctica todos los consejos recogidos en el punto anterior, puedes acabar siendo víctima de un ciberataque.

En este caso, es importante que lleves a cabo uno por uno los pasos que te explicamos a continuación.

1. Analiza el impacto

Desde el momento en que un intruso entre en el sistema informático de tu ordenador, has de comprobar qué daños se han producido y cuáles son las consecuencias que se pueden derivar de ellos.

Un antivirus te puede ayudar a localizar cuál es el problema, pero lo mejor es ponerse en manos de especialistas en informática que evalúen las consecuencias.

Puede haberse tratado de un robo de datos, un borrado de información, un cambio del contenido en tu blog o página web personal, o incluso de la interrupción de los servicios que ofrezcas online, entre otros ejemplos.

2. Trabaja en darle una respuesta inmediata

El programa antivirus que tengas instalado en tu ordenador puede no ser capaz de solucionar al 100% el problema. 

Por eso es imprescindible contar con ayuda especializada, un profesional que elabore un plan con el fin de volver lo antes posible a la normalidad. 

¿Cómo se consigue esto? Solucionando el fallo de seguridad que se haya detectado y tratando de recuperar los datos perdidos.

Este paso concluirá cuando tu sistema pueda volver a funcionar exactamente como lo hacía antes de que se hubiera dado esta amenaza. 

Las personas en este tema recomiendan, además, un peritaje externo para evaluar lo ocurrido y obtener un informe para la presentación de una denuncia. Este es, de hecho, el siguiente paso que debes dar.

3. Denuncia ante las autoridades el suceso

Debes recurrir a las autoridades para dejar constancia de lo sucedido y que se abra una investigación policial que aclare el ciberataque

El Grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil ha puesto en marcha una página web que facilita tanto informar de la comisión de un ciberdelito como presentar una denuncia.

Para ello, habrás de rellenar un formulario que te permitirá, asimismo, incluir todas las pruebas de las que dispongas. Una vez completado el trámite, el documento se puede imprimir para su presentación en una comisaría o juzgado.

Además, si se ha producido un robo de información que puede afectar a otras personas de tu entorno, deberás informarlas. Explícales exactamente qué información suya tenías; esto es importante para poder minimizar tanto como sea posible el daño causado por el ataque.

Mejora tus competencias digitales para evitar que se repita lo ocurrido

Aprender de los errores para que no se repitan es fundamental. Las competencias digitales contribuirán a hacer un uso seguro y lo más eficiente posible de las tecnologías ligadas a Internet. Tenlas en cuenta.

Es importante que te blindes. Para ello puedes recurrir al asesoramiento de especialistas en este ámbito, cuyos conocimientos te permitirán dotarte de las defensas más convenientes para que los piratas informáticos no puedan volver a hacer de las suyas en el futuro.

La seguridad digital es clave en una sociedad que cada vez pasa más tiempo conectada a Internet y, además, lo hace desde edades muy tempranas. 

Disponer de los recursos necesarios, que impidan que se produzcan ciberdelitos contra nosotros, debe ser una prioridad. Para dar los primeros pasos, echa un vistazo a nuestro catálogo formativo y descubre el curso de Seguridad Informática