«Mi voluntariado me ha ayudado a expresarme, hablar en público y tener más confianza en mí misma»

13614989_10153717564676966_1144384221205781865_n (Copy)_Fotor

Antes de que en diciembre de 2015 Conchita Borrero Gutiérrez realizara su primer acompañamiento digital como voluntaria, a esta cordobesa de 51 años le hubiera sido difícil imaginar que hubiera podido ser capaz de hablar en público, uno de sus principales miedos. Hoy, siete meses después, no solo lo ha superado, sino que está muy satisfecha de su labor de voluntariado.

«Mi voluntariado me ha ayudado a expresarme, hablar en público y ganar confianza en mí misma», explica esta voluntaria, que ha sido secretaria de dirección durante 25 años, y a pesar de su dilatada trayectoria profesional, nunca había tenido que intervenir en público «no sabía si sería capaz».

Borrero recuerda que descubrió el proyecto de Andalucía Compromiso Digital en la II Lanzadera de Empleo de Córdoba. Primero fue usuaria, hasta que con el tiempo decidió formar parte de la red de voluntariado de ACD «me dieron formación y confianza y por eso decidí implicarme». «Tenía los conocimientos, pero no estaba segura de poderlos transmitir y que la gente me entendiera».

Conchita apoya en acompañamientos digitales vinculados a la aplicación de las nuevas tecnologías en la búsqueda de empleabilidad y también en aquellos dirigidos a personas que pocas veces se han enfrentado cara a cara  con un ordenador y apenas si saben encenderlo. «La mayor satisfacción que tengo es ver que las explicaciones llegan a la gente, que va captando lo que explico y de que son capaces de tener autonomía para manejar las herramientas que les enseño, que al fin y al cabo es lo que van buscando».

De esta manera, Conchita Borrero como voluntaria de Cruz Roja y ACD ha conseguido que su labor se convierta, no solo en una experiencia enriquecedora, sino en un reto, que afronta en cada acompañamiento que realiza. «Es algo que me motiva y me obliga a prepararme y superarme cada día«.

Aunque señala que estaba segura de que la experiencia del voluntariado le iba a satisfacer, ha sido mucho más enriquecedora de lo que pensaba, «es un proyecto muy bonito, con una gente maravillosa. Me siento muy arropada y hay mucha unión entre los voluntari@s. Además de ayudar a la gente a ampliar sus conocimientos sobre nuevas tecnologías, también es muy positivo a la cantidad de buena gente a la que conocemos».

Su dedicación ha encontrado eco en en el Encuentro Anual de Voluntariado de Andalucía Compromiso Digital donde Conchita fue distinguida, precisamente, como ejemplo de superación. «No me lo esperaba en absoluto, cuando escuché mi nombre y vi a todos mis compañeros dados la vuelta gritando ‘Conchita’ fue algo maravilloso, no estaba ni atenta».

Si como Conchita quieres descubrir todas las cosas buenas que el voluntariado aporta a tu vida, no lo dudes y súmate a la familia ACD. ¡Te estamos esperando!