¿En qué redes sociales debemos estar?

A estas alturas ya sobra decir que las redes sociales, los canales sociales, son muy importantes para comunicarnos con los demás, como herramienta de ocio y, aunque muchas personas no acaben de creerlo, para conseguir empleo.

Si aspiras a tener cierta reputación y no usas, simplemente, tus canales sociales para tu tiempo de ocio, debes tener en cuenta que las plataformas sociales son el espejo donde se ve reflejada de forma muy “veraz” lo que eres y cómo eres. Puedes ser una persona seria y profesional, pero si tus canales sociales dicen lo contrario, estás perdido.

En el mundo dospuntocero el refrán “dime con quién andas y te diré quien eres” se hace realidad, incluso dándole una vuelta más de tuerca, convirtiéndose en “dime lo compartes y cómo lo haces y te diré quién eres”. Esto es algo que hay que tener siempre muy presente en el mundo digital, un mundo en el que las relaciones que se establecen entre usuarios muy habitualmente son virtuales.

Por otro lado, tendemos a pensar que para ser sociales y dospuntocero tenemos que estar en todas y cada una de los canales que existen. Error. Nada más lejos de la realidad.

¿Sabes cuántos canales y plataformas sociales existen? Muchísimos, y cada día nace uno nuevo. ¿De verdad piensas que puedes estar en todos y hacer que tu presencia sea óptima en cada uno de ellos?

Debes tener en cuenta que cada canal tiene su idiosincrasia, su “personalidad” y sus exigencias, y, por lo tanto, no puedes comportarte de igual manera en cada una de ellas, sino que es necesario que sepas amoldarte a sus requerimientos y al tipo de público que habita en las mismas. No es lo mismo estar en Facebook que estar en Twitter, pero, ¿por qué?, simplemente porque la manera en la que nos comunicamos y la forma de uso no es igual. En resumen, porque los objetivos que se persiguen en una y en otra no son los mismos.

Es por esto por lo que a la hora de elegir los canales sociales en los que vas a estar debes pensar muy bien cuáles escoges. Antes de lanzarte, piensa para qué quieres estar en el mundo social: ¿es para ver fotos y estar informado de la actividad de personas que conoces?, ¿vas a hacer un uso personal o profesional?, ¿qué contenidos quieres compartir y consumir?,¿usarás vídeos, o te centrarás más en imágenes?, ¿qué quieres conseguir?

Estas preguntas te ayudarán, sin duda, a derimir la cuestión. Obviamente, si, por ejemplo, tu intención es buscar trabajo por internet, la mejor opción para ti es abrir un perfil profesional en Linkedin y en Twitter, eso sí, optimizándolos adecuadamente, puesto que de lo contrario, no servirá para nada.

Tienes que considerar que tener perfiles sociales requiere tenerlos actualizados y optimizados. De nada vale tener cuenta en Facebook, Blogs, Twitter, Linkedin, Google Plus, YouTube, Vimeo, Flickr, Pinterest, Digg, Reddit, Slideshare y otras muchas si no están al día.

Si ves un perfil que no publica nada desde hace meses, ¿no te parece que es un perfil abandonado, descuidado?

Como en todos los aspectos de la vida, es preferible la calidad a la cantidad.

Si quieres saber más, te invitamos a que eches un vistazo a nuestras Jornadas de Sensibilización, donde abordaremos este y más temas de la mano de nuestros voluntarios.