competencias digitales seguridad

¿Aún no sabes cómo dar esquinazo a las amenazas en Internet? Las competencias digitales son la clave

Las competencias digitales resultan imprescindibles en una sociedad en la que la digitalización conquista cada vez más territorio en diversos sectores. 

Representan la solución idónea para poder aprovechar las ventajas y oportunidades que ofrece el mundo digital con seguridad y confianza, evitando los riesgos que se pueden encontrar en Internet.

Descubrirlas y hacer un buen uso de ellas te ayudará a navegar por las mareas de la información con total tranquilidad, sin temor a ser víctima de la piratería informática.

La prevención, llevada a la práctica a través de unos sencillos pasos, es fundamental. ¿Sabes aplicarla cuando haces uso de Internet? A continuación te explicamos todo lo que necesitas saber.

Las competencias para mejorar tu seguridad digital

La referida a la seguridad digital es una de las cinco destrezas consideradas como competencias digitales que a día de hoy son habilidades necesarias en el día a día. 

Saber hacer uso de ella es imprescindible, independientemente del nivel de conocimiento con el que se cuente en este terreno. 

Se trata de un aval para esquivar problemas y otras complicaciones que puedan darse, con una mayor o menor frecuencia, en el ciberespacio.

Ante todo, no te alarmes: Internet es un lugar seguro para quien sabe protegerse. Las que vamos a mostrarte son algunas claves fundamentales para ello. 

¡Toma buena nota de todas ellas y llévalas a la práctica!

Blinda tus datos personales y tu privacidad

Si ya dispones de un perfil abierto en tu red social favorita, seguro que acostumbras a compartir con frecuencia fotografías tuyas, con amistades o familiares, o a mostrar los momentos más especiales de tu vida. Lo haces de la forma más inocente, pero este gesto puede traducirse en algunas complicaciones.

Es importante que prestes atención a qué contenidos compartes, cuidando al máximo de tu privacidad y de la de menores de edad de tu entorno más cercano. 

Una de las medidas que puedes poner en práctica es la de supervisar qué público puede ver cada publicación que realizas: puedes limitarlas a tus contactos, a un número limitado de personas o a cualquier persona que visite tu perfil. Da acceso solo a quienes sean de tu total confianza.

Aun así, detente antes de subir una fotografía o un comentario a tus redes sociales y piensa dos veces si lo que estás a punto de hacer puede dar lugar a cualquier inconveniente en el futuro. Se trata únicamente de aplicar el sentido común.

No está de más que también revises las políticas de privacidad de cualquier app de la que dispongas en el teléfono móvil. 

En ocasiones, la urgencia por comenzar a utilizar una aplicación te lleva a aceptar las condiciones de uso sin dedicar un solo segundo a leerlas. 

Seguro que más de una vez lo has hecho. Antes de pulsar el botón que da luz verde a su entrada en funcionamiento, revisa sus normas.

Custodia convenientemente tus dispositivos

Tu ordenador personal, tu teléfono móvil o tu tablet deben estar protegidos de las amenazas externas

El objetivo es que no acaben infectados por ningún virus, o que alguien pueda acceder de forma indeseada. Instalar un antivirus es la primera solución que acostumbra a tomarse, aunque no la única.

Es necesario implementar otras medidas que contribuyan a su cuidado. En ese sentido, recurrir a contraseñas de un nivel máximo de seguridad es otro modo de velar por la seguridad de tus dispositivos. 

Lo mismo puede decirse de evitar el conectarse a una red WiFi pública, o no descargarse archivos de páginas web que no resulten totalmente fiables.

Asegura tu bienestar personal

Internet ha supuesto la creación de un escenario virtual en el que tienen su reflejo los mismos hechos y conductas que se producen en el mundo real, tanto los positivos como lo que no lo son en absoluto. 

Amparándose en el supuesto anonimato que otorga la red, hay personas que atacan a otras recurriendo al ciberacoso en sus más diversas variantes. Bloquearlas o poner una denuncia ante las autoridades competentes ayudará a acabar con estas prácticas de raíz.

Si sufres estas situaciones, tu bienestar psicológico puede verse afectado. No debes dudar en defenderte cuanto antes para ponerles punto y final, tal y como lo harías en la realidad.

Identifica los contenidos y los perfiles falsos por tu seguridad en Internet

Cualquier persona puede acceder a Internet y crearse un perfil falso en las redes sociales, haciéndose pasar por otro hombre o mujer, sin que nadie sospeche nada. 

Lo mismo ocurre con las informaciones inventadas que se difunden, como los bulos o fake news.

La red es un entorno seguro para quien sabe tomar las necesarias precauciones, consciente de que este es un mundo en el que las cosas pueden no ser lo que parecen.

Para evitar caer en errores, basta con comprobar la veracidad de las fuentes de noticias y tomar distancia con los perfiles de personas que no conoces. 

Estos perfiles podrían ser ficticios y comprometer, en última instancia, tu seguridad en Internet.

La educación en competencias digitales es fundamental

Las competencias digitales serán tus aliadas a la hora de navegar por Internet, ya sea en el plano laboral o en tus ratos de tiempo libre. 

Como has podido comprobar, la seguridad digital es una de las herramientas principales para relacionarte con la tecnología y evitar cualquier amenaza que ponga en tela de juicio la seguridad de tus datos y los de tu entorno más cercano. 

Aprende a poner en práctica las principales medidas de prevención en tu día a día como un modo de protegerte de esos peligros. 

Y recuerda: la educación en este terreno es clave. Aquellas personas que se formen para adaptarse a los nuevos entornos digitales disfrutarán de una mayor tranquilidad. 

¡Aprovecha para informarte más sobre el tema y hacer de la seguridad en las redes una realidad! Consulta nuestra oferta formativa y comienza con el curso que más se adapte a tus necesidades.