aplicaciones para compartir gastos

Aplicaciones para compartir gastos con otras personas

Existen ocasiones en las que viajamos con familiares o con amigos y amigas. Días de momentos inolvidables pero también de compartir gastos, tanto de comida y bebida como de alojamiento y transporte.

El verano es una de esas épocas, y si no te organizas bien, estos gastos podrían perderse por el camino.

Bien en vacaciones o para tus viajes en cualquier momento del año, la tecnología se puede convertir en una de nuestras grandes aliadas para organizarnos de la forma más simple posible.

Ya pases el verano en la playa o en la montaña, toma buena nota sobre cómo podéis coordinar los gastos grupales con todo lujo de detalle.

¿Qué aplicaciones puedo usar para compartir gastos?

Actualmente hay muchas y diversas opciones en el mercado. Basta con que accedas a la tienda de apps de tu dispositivo móvil y podrás comprobarlo directamente.

Como siempre, aquí te damos algunas opciones que pueden ser bastante útiles.

Bizum

No se trata de una aplicación como tal, sino de una herramienta integrada en las apps móviles de los bancos, mediante la cual puedes hacer pagos instantáneos entre particulares de forma segura.

La mayoría de bancos españoles ofrecen Bizum entre sus servicios de banca digital, por lo que no necesitas descargarte una app externa.

Lo único que necesitas es el número de teléfono de la persona a la que le quieres enviar el dinero, la cual puede estar limitada en función de cuál sea tu entidad bancaria.

Pero esta no es la única herramienta que existe, sigue leyendo y descubre otras aplicaciones similares.

Verse

Esta aplicación está disponible en Google Play y App Store y se basa en un método de cálculo y división de gastos sin comisiones.

Además, permite la creación de grupos y de botes. Como ya ocurre con la mayoría de este tipo de aplicaciones las transferencias son inmediatas.

Splitwise

Esta aplicación también se encuentra disponible tanto en Google Play como en App Store. Además de ser útil para viajes en grupo, también la puedes utilizar para compartir gastos con tu pareja o compañeros y compañeras de piso.

Para su correcto funcionamiento, cada vez que alguien asuma el coste de algo, deberá añadir en la aplicación quién ha pagado y cuánto se le debe.

De esta manera, al tener todos los gastos divididos, se puede establecer cuánto tiene que pagar cada persona sabiendo lo que se le tiene que devolver si ha pagado de más.

Tricount

Esta aplicación trata de evitar hacer cuentas, ya que solo será necesario que cada persona introduzca los gastos en la app.

De esta forma, la herramienta se encarga de hacer la división y determinar el importe que le corresponde a cada una.

Además, deja comprobar a los usuarios y usuarias cuál es su saldo y dividir gastos por categorías.

Se encuentra disponible en Google Play, App Store y en App Gallery de Huawei.

Divvy
Esta aplicación tiene la capacidad de registrar los datos de tickets y recibos sin necesidad de introducirlos a mano.

Solo con una captura de pantalla podrás tener los gatos dispuestos para asignarlos a cualquier persona en unos pocos segundos.

Su funcionamiento, al igual que el de otras muchas aplicaciones, se basa en la división de los gastos y el establecimiento de saldos positivos y negativos para quienes han pagado de más y de menos. Está disponible para Android e iOS.

Settle up

Con esta app, podrás almacenar los gastos acumulados por cada participante del grupo a la vez que sincronizas estos datos para que cada usuario o usuaria pueda verlo.

Con Settle up te puedes organizar mediante una tabla en la que cada miembro se quedará a cero una vez que hayan saldado sus deudas.

Una de sus funciones más destacadas radica en la posibilidad de contemplar distintos escenarios como, por ejemplo, pagos a medias, a porcentaje, de varias personas e incluso adjuntar fotos de tickets o facturas.

Tiene un plan gratuito al que puedes acceder en Android e iOS.

La tecnología ha llegado para hacernos la vida un poco más fácil

Gracias a estas plataformas, cada persona del grupo tendrá claro qué debe pagar y a quién, de una forma muy simple y clara.

Podremos disfrutar de un verano tranquilo, con la mente puesta en desconectar y no pendientes de hacer cuentas de los recibos y facturas que hemos ido acumulando.